Banco Central de Venezuela, Sede

posted in: Banking | 1

 

Proyecto: BANCO CENTRAL DE VENEZUELA, EDIFICIO SEDE
Código: P-306
Ubicación: Av. Urdaneta, Esq. Carmelitas, Caracas
Fecha: 1964
Premio Nacional de Arquitectura, 1967

(DP02-02.01) Gráfico realizado por Sanabria en 1968 mientras estudiaba el potencial del centro de la ciudad para ser presentado ante las autoridades del BCV.

En 1958 fui llamado por el Presidente del Banco Central de Venezuela (BCV) para considerar el proyecto de su nueva Sede. Esta organización veía con preocupación su rol funcional frente a una economía creciente y en extremo exigente. El reto era inmenso y afortunadamente por la gran presión que se cernía sobre ese organismo, pasó un buen tiempo en el cual no hubo más contacto, lapso que aproveché para dedicarme a especular frente a dos realidades ¿Qué hacer con un centro de ciudad tan abandonado? ¿Cómo responder a una demanda tan significativa, carente de programa? Pasado un año me volvieron a contactar y en ese momento ya tenía presente alternativas y proposiciones que presentar. Se elaboró un Programa que nos orientó, tanto para la época como para las futuras expansiones, para la toma de conciencia en un eventual rescate ambiental del Centro Tradicional capitalino.
Arq Tomás José Sanabria

(GR.306.012) El edificio Sede se trata de un “cubo” que está limitado por un rígido sistema modular (sistema reticular cedulado), tanto en su estructura como en los detalles que limitan sus áreas interiores, de trabajo, exteriores, etc.
La altura del volumen de esta primera edificación fue determinado para respetar  la imagen de la Iglesia de Altagracia (al Norte) creando así el inicio de  nueva perspectiva urbana en el Centro Tradicional Caraqueño.
Se crearon cuatro fachadas (idénticas) respondiendo al sistema modulador ya mencionado.

El espesor de las placas contenía las vigas, de forma que el espacio sobre el plafond permitía el libre paso de los ductos.
Desde el nivel de la acera de la recién construida Ave. Urdaneta, se ubica el acceso principal. El edificio se divide en dos mitades, la superior con tres pisos a tope del nivel Iglesia Altagracia y hacia abajo, con tres sótanos cuya función es contener los espacios de bóvedas y valores, dentro de un sector muy bien resguardado.
Arq Tomás José Sanabria, 1962

(GR.306.006) En este diagrama se muestran tres aspectos del Conjunto y su relación con el entorno urbano en un concepto muy preliminar.
1.-    Se muestra el Sede del BCV su relación con la Iglesia de Altagracia y el espacio donde se piensa construir la Torre Financiera (Segunda Etapa) También se esboza la idea de un espacio publico frente a la Torre y a la Iglesia Santa Capilla y la idea que se tiene es proponer un boulevard que relacione la histórica con la Iglesia Las Mercedes. Es necesario aprovechar esta magnifica oportunidad de  tener tres Iglesias en un entorno tan pequeño.

Propongo en este momento crear otro espacio peatonal que una la Casa Amarilla con áreas cercanas al Cuartel San Carlos, Panteón Nacional y demás.
2.-    En forma de corte diagrama se resume la idea que se ha venido desarrollando mientras se proyectaba este etapa inicial del BCV. En el corte vemos en amarillo la función de Tesorería. Pude constatar que el crecimiento de esta función era eminente, necesario responder lo mas pronto posible a una serie de sucesos  así lo exigían (la recolección de los fuertes de plata, nuevas emisiones que exigían gran cantidad de espacios bajo estricta seguridad por mencionar algunas). En el mismo corte se indica la posición de las oficinas de función ejecutiva coronando las de los dos pisos operativos que tendrían en el futuro la posibilidad de expandirse hacia la Torre (a ser construida como segunda etapa).
3.-    Es de notar que se logró hacer un edificio que respetó la imagen de la Iglesia, separado de su vecindario y expresado en cuatro fachadas iguales, situación que le imprimió el carácter que deseaba formular cuando fui llamado.
Arq Tomás José Sanabria, 1964

 

(AC09.190) Fotografía tomada por Rodríguez & Wasserman de la fachada Oeste, 1980.
Cambios en la Directiva permitió oír nuevas opiniones, reconsiderar las proposiciones.
Finalmente fue aprobada la idea que podríamos resumir así:
⦁    Un edificio Sede del BCV que representara una nueva imagen, acorde a una función. Un volumen sencillo, respetando la Iglesia de Altagracia, con sus cuatro fachadas idénticas retiradas de los lotes vecinos inmediatos.
⦁    Se planteaba, además del nivel de Atención al Público, dos niveles de funciones intrínsecas del BCV y un nivel para las Oficinas Ejecutivas. Este último nivel le imprimiría un carácter especial a las fachadas.
⦁    Para la época (y creo se mantiene), la vista sobre los techos y azoteas del sector era bastante indeseable. Por ello diseñé un jardín perimetral en primer término, con un fondo de finos elementos de concreto que disimulan, con vibrante efecto, al sombrío paisaje.
⦁    En los sótanos se albergarían los sistemas de bóvedas y un estacionamiento suficiente para responder la demanda  de esa Primera Etapa.
⦁    Un patio central con iluminación cenital ambientaría los movimientos de interacción del personal.”
Arq Tomás José Sanabria

(AC09.222) Fotografía de Sanabria de la fachada Sur, 1965

(AC09.436) Fotografía de Sanabria de las oficinas Ejecutivas en el tercer piso, 1966

.

(AC09.453) Fotografía tomada por Sanabria de los jardines perimetrales, 1972

(S.I.D 02) Fotografía tomada por Rodríguez & Wasserman del Patio interno, 1980