El inicio de cualquier proyecto de arquitectura lleva implícito, la realización de un buen análisis ambiental. Las visitas al sitio son indispensables. Una observación a la ligera o solo por referencias, acarrea muchos problemas que surgirán fatalmente y en forma muy determinante e inoportuna. Estudiar la implantación de una edificación requiere de todo un proceso indagatorio: observar el sitio a la luz del día es muy diferente que cuando se ve de noche, en días corrientes o de fiestas, cuando llueve o cuando el sol actúa en sus diferentes posiciones. Familiarizarse con el ambiente, implica además observar el comportamiento del peatón… por lo que se hace necesario repetir tantas visitas como sea necesario. Similar actitud se hace indispensable para lograr entender lo que deseamos proponer en el ambiente interior de la nueva edificación. El programa solamente no es suficiente, las entrevistas para actualizar la mejor adaptación en la próxima ocupación y las reuniones con el fin de revisar los criterios del uso / función en los nuevos espacios son complementos básicos para un buen resultado.”

Parte de una entrevista que le hiciera a Sanabria la revista SIGNOS VITALES de la Galería de Arte Nacional en marzo de 1985.

Para conocer en buena parte la Obra del arquitecto Tomás José Sanabria E, le invitamos a pasearse por estos diferentes temas que conforman la inagotable curiosidad de este hombre enamorado del valle de Caracas, su clima, la gente y lo que podría llegar a ser esta ciudad. La arquitectura fue para Sanabria una de las disciplinas que junto a la aviación, la condición de vivir en el trópico y el respeto al ser humano, le permitieron dedicar 60 años de su vida a conformar este material que deseamos compartir con ustedes. Disfrútenlo!